0
lac le cres site amenage vue aerienne metropole montpellier © 3M

Le Crès

Situado en el Noreste de Montpellier, Le Crès tiene un lago, muy apreciado por los habitantes de la región. Un sitio habilitado, grande, dotado de sendas de paseo, de un pantano donde se puede bañar, y de numerosas instalaciones: parque de juegos, área de comida campestre, trayecto de orientación, city estadio, skate park y pista de BMX…

En resumen

  • El Lago del Crès
  • Corridas camarguesas
  • Mercado el domingo por la mañana
le cres eglise metropole montpellier © 3M

¿Lo sabía? El Lago del Crès de 15 metros de profundidad se extiende sobre 6 hectáreas. Hoy lugar de descanso y de ocio, abierto a todos, 365 días al año, este espacio de 27 hectáreas es accesible en coche, pero también a pie o a bicicleta desde la parada Vía Domitia de la Linea 2 del tranvía.
Además del Lago, el municipio habilitó 10 kilómetros de pistas para ciclistas, cuya parte sigue el río de Salaison.

Pero el pueblo tiene también un centro antiguo, sus casas viñadoras, el ayuntamiento y su iglesia saint-Martin. Sin olvidar las arenas construidas en 1995 donde se organizan corridas camarguesas de junio a septiembre y el mercado cada domingo por la mañana. Arenas frecuentadas por un niño del Crès que se ha hecho famoso: Rémi Gaillard.
Un poco de historia…
Si el municipio es en resumidas cuentas bastante reciente, el Crès está poblado desde hace muchísimo tiempo.

Vestigios que datan de la era paleolítica y de la época galo-romana lo demuestran. Si el pueblo se desarrolló en los siglos VI y VII, la historia del Crès luego se vinculada a la de los señores de Castries, de Guilhem, de los Obispos de Maguelone, de los condes de Mauguio y de los señores de Montpellier.

Integrada en el municipio de Castelnau, Le Crès obtiene " su independencia " por un decreto de la República en 1872.

Más información sobre Le Crès

Lac du Crès © Crédit Montpellier Méditerranée Métropole

¿Lo sabía?

Al principio, era una antigua cantera. Se trabajaba allí la caliza. Grietas en la roca permitieron a las aguas subterráneas cumplir poco a poco la cavidad.