0
Gorges de l'Hérault Pont du Diable montpellier © Julie Noclercq

Las gargantas del Hérault

A 30 minutos de Montpellier, las gargantas del Hérault siguen siendo un lugar preservado y particularmente salvaje.

Gorges de l'Hérault pont du gard © E. Brendle

En un paisaje excepcional de mesetas mediterráneas, el sitio de Saint-Guilhem-le-Désert es una obra de arte arquitectural que no hay que perderse.
Entre Saint Bauzille de Putois y Saint-Guilhem, el río ofrece una multitud de lugares propicios al baño.
El valle del Hérault ofrece  un espacio de frescura en medio de la garriga.
Los alrededores de las gargantas ofrecen numerosas actividades de ocio: la canoa, las excursiones a pie, la escalada...

Camine por uno de los pueblos más bellos y medievales de Francia sobre el camino de Santiago de Compostela y descubra el Val de Gellone, un verdadero estuche de piedra con acantilados vertiginosos donde se agarran el tomillo, el roble y el pino; un paisaje hecho de piedra y de cielo.
En su centro, se halla la legendaria ciudad de Saint-Guilhem-le-Désert. Estira sus callejones antiguos, bajo el sol languedociano, desde hace doce siglos. Si, sus casas imbricadas las unas con las otras, peinadas con tejas patinadas por el sol y el peso de los años, no son todas singulares, todas llevan el rastro de su pasado: arcos, dinteles, ventanas geminadas...
Desarrollado alrededor de la Abadía de Gellone, el pueblo que conservó una huella fuerte y medieval, constituye un conjunto de una armonía rara.

Este Grand Site es uno de los“Plus Beaux Villages” (los pueblos más bonitos) de Francia y su abadía declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO en el marco de los Caminos de Santiago de Compostela en Francia.

Más informaciones en Saint-Guilhem le Desert